miércoles, 16 de diciembre de 2009

La Espada del Inmortal

No habré leído tanto manga como mis compañeros de aventuras en este blog, pero mis gustos están bien definidos. Tanto, que cuando hace tres años uno de ellos recibió mi llamada desde el Salón del Manga de Barcelona, abrumado por la infinidad de obras a mi alcance y pidiendo ayuda, no dudó en recomendarme este título.

Y vaya si acertó.

La traducción literal de su título en japonés, 無限の住人 (Mugen no jūnin), sería "El habitante del infinito". La historia transcurre durante el Período Edo y la advertencia de su autor no es en vano:
Si tu perfil corresponde a cualquiera de los tres puntos especificados a continuación y has comprado este tebeo, no la tomes conmigo, por favor:
  • Eres un fanático del período Edo y te repatean las malas interpretaciones y las incongruencias en las que caen últimamente las obras basadas en dicho período.
  • Eres un fiel seguidor de la filosofía de las artes marciales y te repatean las malas interpretaciones y las incongruencias en las que caen últimamente las obras que se basan en dicha filosofía.
  • Aspiras a hacerte con la vida eterna y... (mejor lo dejamos)

La protagonista de la obra es Rin Asano, la heredera de un dojo que posee la técnica de combate denominada Muten Ichi-ryû. Tras el asesinato de sus padres por unas rencillas históricas con los miembros de otro dojo, se propone vengarlos, pero aún no ha completado su entrenamiento. Una anciana que alardea de tener ochocientos años, Yaobi-kuni, le recomienda que busque protección; no sin antes reírse lo suyo al conocer el plan de la chiquilla.



Yaobi-kuni la pone en contacto con Manji, un samurai bastante desaliñado, que hace tiempo acabó con sus compañeros tras desenmascarar una trama de corrupción en su organización. Pero un revés del destino lo deja bastante tocado emocionalmente, y decide limpiar su karma acabando con la vida de mil bandidos, así que Rin le viene de perlas.


La única pega, o ventaja, que tiene Manji es que goza de la misma extraña capacidad de inmortalidad que Yaobi-kuni; y él espera descansar en paz el día que cumpla su "misión".

«¡¡Tú, que puedes morir, no sabes la suerte que tienes!!» Manji

En principio puede parecer el típico manga con violencia gratuíta a raudales, pero los dilemas éticos que enfrenta Rin al conocer la vida de los que quiere asesinar y la confianza de Manji en su capacidad regenerativa hacen que sus páginas exhiban muchos más colores que el de la sangre.

A menudo Rin duda sobre el sentido de su venganza, y Manji descubre poco a poco que tanta inmortalidad le ha hecho perder parte de su habilidad con la espada.

Humor negro, mentes desequilibradas, injusticias en nombre del Bushido... un manga que se odia o se adora, voy por el onceavo tomo y me incluyo en el segundo grupo.

En el verano de 2008 comenzó a publicarse el anime, ¿alguien lo ha visto y cuenta sus impresiones?

Nombre: La Espada del Inmortal
Autor: Hiroaki Samura
Año: 1994
Tomos: 24
Editorial: Ediciones Glénat

3 comentarios:

Monguer dijo...

Esa portada... ¿Manji lucha con la espada en la boca? Y yo que pensaba que Zorro Ronoa era original...

Utah dijo...

Sí Monguer, lucha con la espada en la boca, y se saca armas de todas partes cuando se pone serio, la verdad es que impresionan esos momentos en el que se saca el arsenal como un mago las cartas de sus mangas, tú imagínate un "daga oculta" pero con cincuenta armas antiguas orientales, todas clavándose en el suelo gracias a la gravedad, preparadas para ser cogidas cuando sea necesario!

Marmotta dijo...

Si no recuerdo mal, el colega se va quedando con las armas de los que mata, si no con todas, con algunas.

El manga esta muy bien y eso que solo he leido tomos sueltos.

 
Layout by Blografando. Modified by Nami Shion