miércoles, 1 de julio de 2009

PELMA: Comida tradicional - 2ª parte

Y aquí os traigo la segunda parte del especial P.E.L.M.A. sobre la comida japonesa. Ni dieta mediterranea ni nada. ¿Acaso una simple paella es capaz de hacer que se te pongan los ojos como a Candy Candy y de que recuperes por completo tus puntos de vida? Lo dudo mucho...

En fin, ya que he mencionado un plato de arroz, comenzaré con el plato por excelencia japonés.

Sushi

El rey de la cocina japonesa, compuesto, como no, por un 80% de arroz y un 20% de un surtido infinito de posibilidades. Los más deseados suelen ser los de anguila (Unagi) y los de Toro (Es la parte de mayor calidad del atún rojo). Por supuesto estos también son los más caros.

El arroz para sushi se prepara con vinagre y azúcar, la autentica definición de agridulce. Luego según la forma como lo prepares tiene diferentes nombres.

Makisushi:
Con una esterilla de bambú se enrolla el sushi en una hoja de alga nori hasta formar un cilindro. Los ingredientes extra se colocan en el centro del tubo. Luego se corta el cilindro en rodajas para hacerlo más manejable.

Nigirisushi:
El más conocido. Es cuando se hace una especie de base de arroz y se le coloca el ingrediente extra encima.

Temakisushi:
Este consiste en un cucurucho de alga nori con el arroz y el ingrediente extra mezclados en su interior.

Inarisushi:
Este se hace recubriendo el sushi con tofu frito.

Me dejo bastantes en el tintero, pero los más conocidos son esos.

Pescado a la brasa

Después del plato más caro, el más humilde. Haz una hoguera, avívala con un abanico con el punto rojo de la bandera japonesa (muy importante) y coloca sobre ella sardinas, calamares, truchas o lo que sea pinchado en una rama. Hombre... No es que sea un plato lo que se dice exclusivo de Japón, de no ser que uses el abanico que os comenté antes, con lo que entonces se convierte en un plato nutritivo, revitalizante y capaz de llevarte al éxtasis culinario.

Mochi

Este dulce de arroz tan popular entre los conejos lunares se hace machacando arroz hervido con azúcar hasta que queda convertido en una pasta elástica que puedes masticar durante horas sin que se disuelva. Bueno, exagero, pero lo he probado y es como masticar plástico. Un plástico delicioso, no obstante. Se suele rellenar con la famosa pasta de judías rojas dulce, llamada Anko. Repito, una delicia.

Gyoza

Y hablando de delicias, casi se me olvida hablar de los Gyoza, unas empanadillas japonesas. Pueden ir rellenas de carne de cerdo, pollo o ternera, condimentadas con ajo, lo que te deja un aliento fresco y contundente. También las hay de langostinos.

Batatas asadas

O ñames asados, dicho de otro modo. La escena del grupo que junta un montón de hojas, mete un par de batatas dentro y le prende fuego para cocinarlas es muy habitual en los animes. También lo es la del vendedor de batatas asadas que va por los barrios anunciándose con un altavoz; pero seguro que alguna vez habéis visto a algún personaje ocultar que le gusta comer batatas asadas. Tal vez incluso os halláis fijado en suele tratarse de chicas. ¿Por qué esa vergüenza aparentemente injustificada? Pues porque la batata produce gases, y solo hay una forma de expulsarlos del cuerpo, que no es muy correcta en una chica japonesa.

Takoyaki

Las célebres albóndigas de pulpo. Originarias de la región de Kansai (Osaka), se preparan con una mezcla de harina de trigo con huevo, gengibre, cebolleta, alga nori y trocitos de pulpo, la cual vierte en una plancha con huecos semicirculares, con lo que el resultado es una bola del tamaño de una pelota de ping pong, adornada después con salsa de okonomiyaki y decorada según el gusto del chef. Lo más habitual es comerlas pinchándolas con un palillo.

Dango

El Dango es un dulce hecho con harina de arroz al que también se le da forma redonda y suele servirse pinchando entre tres y cuatro en un palillo. Este postre suele servirse con té aunque también se puede tomar solo. Hay muchas variedades según el ingrediente que se use para condimentarlo, algunas variedades como el Hanami Dango solo se hacen en una época del año (Este en primavera); pero la más popular es el An-Dango, hecho con anko.

Taiyaki

Este dulce es muy parecido a los gofres. La peculiaridad que tiene es que se hace en un molde que le da forma de pescado y que se juntan dos con un relleno en medio. Como siempre, el omnipresente anko es el relleno más popular, pero también se encuentran de chocolate, crema pastelera, queso e incluso trocitos de salchicha. Como mejor están es recién hechos, cuando aun están calentitos.

Manju

Y ya que parece que terminamos con postres, no puedo olvidarme de los manju; esos sugerentes bollos al vapor de origen chino de color blanco, redonditos y tiernos. El relleno es el de costumbre, anko, chocolate, crema pastelera y también frutos secos de temporada.

8 comentarios:

Utah dijo...

Los takoyakis están deliciosos, pienso alimentarme de eso el próximo en el próximo salón de barcelona :P

Una vez hicimos una apuesta a ver quién se comía más dankos... y no la gané! T_T

Pero los manjus, los manjus! Había un puestito con una chica que tendría allí dos bandejas con casi doscientos, fresquitos, unos con helado de té y otros con crema de fresa, iba reponiendo cada día cada pocas horas... y el domingo por la mañana tenía un cartel que ponía "Lo siento, ¡os lo habéis comido todos! T_T" XDDD

y es que como dice Arguiñano, comer es el mejor placer del hombre... con los pantalones puestos :P

Hasta luego!

ziraba dijo...

Me has abierto el apetito ¿quien se apunta a cocinar? XD
Gracias por el aporte :)

Lari ^^ dijo...

me quedo con el mochi xD

buena entrada ^^

Mente Policromada dijo...

Mi favorito es el sushi, sobre todo el Temakisushi y el Nigirisushi. ¡Mmmmmmmm!

Mente Policromada dijo...

¡Gyoza con langostinos! Son las empanadillas de toda la vida.¡Pero es que las empanadillas de toda la vida me encantan!
El mochi no me entusiasma demasiado. Parece demasiado artificial. Prefiero el Manju. ^^

Nami dijo...

Los Gyozas los probé hace poco en Barcelona y me gustaron bastante, pero me quedo con el Takoyaki (Sushi aparte) que probé en Londres, dios, que rico estaba aquello.

Ivana Mureaux dijo...

¡¡¡Dios, qué rico!!!

El problema es que esto me da ganas de cocinar, y a saber dónde puedo encontrar los ingredientes... Tendré que ir a preguntar en las tiendas orientales de al lado del Guimerá, en Santa Cruz, jejeje

Monguer dijo...

Allí es donde yo compro ramen. ^_^

 
Layout by Blografando. Modified by Nami Shion